El Gobierno Nacional anunció el lanzamiento de un flamante esquema de Inteligencia Criminal, este lanzamiento tiene en cuenta un procedimiento de reforma de las maneras en que se combatirán los casos delictivos complejos.

La Secretaría de Seguridad que conduce Eugenio Burzaco y el objetivo esencial que va a dirigir la misma pone el foco en la Inteligencia Del Crimen.

nuevo esquema de DNIC para la lucha contra delitos complejos

Para conseguir los objetivos planteados se agrega un nuevo esquema que implicará una modificación profunda de las Fuerzas de Seguridad, en el cual las Fuerzas Federales trabajarán interconectadas y articuladas,, actuando de manera conjunta y compartiendo la información que se vayan adquiriendo.
El objetivo fundamental es entender los fenómenos delictivos antes que avancen.

Los encargados de y federalizar las acciones serán la Direccion de Inteligencia Criminal (DNIC) y el Ministerio de Seguridad de la Nación, que de manera conjunta con las distintas fuerzas de seguridad mantendrán esfuerzos para asociar los datos, examinar y analizar los modus operandi de los delincuentes.

Los objetivos fundamentales para proponer y organizar la lucha se basa en los principios esenciales que tiene el Gobierno en General y el Ministerio de Seguridad en particular, algunos de ellos son:
Manifestar, ordenar y supervisar las actividades de las fuerzas policiales y de seguridad, realizando intervenciones por regiones coordinadas y adecuadas al objetivo.
Coordinar la intervención de las fuerzas y la implementación de acciones de manera directa con los municipios de acuerdo con la situación regional de cada uno.
Establecer mecanismos de ayuda con organismos a nivel nacional e internacionales en materia de seguridad, suscribiendo convenios en las materias de su competencia.
Determinar y diseñar la logística del esquema de Seguridad Interior, coordinando la actuación y las actividades de las fuerzas.
lntervenir, representando al Gobierno Nacional como parte querellante, en las investigaciones criminales que se realicen en el marco de la Ley Nº 23. 737, de acuerdo con su relevancia, y de conformidad con las instrucciones impartidas por el Poder Ejecutivo Nacional.
Una de las etapas iniciales fue la creación de los Centros de Inteligencia Criminal Regionales que tendran injerencia directa en las provincias que comprenden las regiones establecidas.
Uno de los primeros fue el Cicre de Jujuy una sede importante en la estrategia para combatir el delito criminal y se establece que el delito va a ser desbaratado por el trabajo conjunto de las provincias, de la Justicia y de las policías federales de todo el país.