luego del impresionante robo a prosegur la direccion de inteligencia criminal investiga
El detenido en una provincia argentina por el robo del siglo en Ciudad del Este es argentino
Nestor Palma, porteño pero naturalizado paraguayo, fue capturado esta mañana imputado de ser parte del robo a Prosegur, atribuido a la banda narco PCC de Brasil.

Hoy, el Ministerio de Seguridad notificar uno de los arrestos más importantes tenemos el agrado de comunicar: Gendarmería Nacional había apresado en Corrientes, a un supuesto integrante en el espectacular robo a la empresa Prosegur en Paraguay, sucedido hace 2 meses, con una cifra millonaria y una persona asesinada. El detenido había sido encontrado en el momento que intentaba escapar por agua, luego de un par de días de inteligencia a cargo de Gendarmería, que lo halló oculto en un hospedaje de la región.

Cómo actúa la direccion de inteligencia criminal en la investigación que llevó adelante para capturar a Néstor Palma en Corrientes

Su arresto fue una cuestión nacional. Hace poco días, el comisario Alberto Duré Ríos de la Jefatura Policial del Alto Paraná y la fiscal Liliana Duarte enviaron oficios al Gobierno argentino asegurando que el acusado del robo a Prosegur estaba refugiado en territorio argentino según pruebas del Sistema de Inteligencia Policial de Paraguay, posteriormente de ingresar a Argentina eludiendo los controles migratorios. La extradición, en caso de arresto, convendría realizarse inmediatamente.

La identidad del arrestado, por otro lado, fue un secreto celosamente guardado. La información llegó a través de integrantes judiciales; un diario de Paraguay lo comprobará por integrantes de inteligencia de la policía de su país. Es Néstor Ariel Palma, un comerciante de un poco más de 40 años. El individuo, sorprendentemente, no es de Paraguay, o Brasil: es argentino, con domicilio legal fijado en Buenos Aires y allegados muy cercanos en la zona sur, pero naturalizado en Paraguay hace un par de años.

Palma había estado involucrado en una causa de fraude en febrero de 2011 en Ciudad del Este, posteriormente de una denuncia que había formulado hacia un comerciante libanés. La denuncia posteriormente se volvió contra el y resultó involucrado él mismo. Tres años después, una playa de estacionamiento que supervisaba fue el centro de otra causa desagradable: el lugar habría sido usado por un fiscal como frente para lavar dinero de coimas.

Más allá de esto, aquellas no son las acusaciones más importantes en su contra. Autoridades argentinas dejaron trascender un vínculo directo con el temible banda que se jactó del robo a Prosegur: el PCC, el Primeiro Comando da Capital do Brasil, creado en Sao Paulo por presos y con fuertes operaciones lucro todo el Paraguay, acusado de violentos robos y narcotráfico.

Casi se pierde todo por un trascendido

Un medio de nuestro país publicó semanas atrás una nota que hablaba de la supuesta presencia del PCC en Corrientes en base a reportes oficiales. La ministra Bullrich desestimó el dato. No obstante, la captura de Palma da otra dimensión al informe. El argentino, según el periódico ABC Color de Paraguay, es el dueño de la vivienda en el barrio San José de Ciudad del Este que fue allanada el día siguiente del asalto a Prosegur como supuesto aguantadero: se sospecha que había dado protección a miembros del PCC.