Este aumento de la asistencia al organismo previsional trae de la mano una mayor presión sobre las cuentas públicas que no fue enteramente prevista, según se reconoce en el capítulo de la Rendición de Cuentas referido a la Seguridad Social.
A su vez el gobierno está estudiando la situación de los autodenominados “cincuentones”, que dicen que se verán perjudicados al jubilarse por la forma en que se les calcularán sus prestaciones.

Sin embargo dos fuentes cercanas al presidente Vázquez adelantaron a El País que la situación es muy difícil. “Está realmente complicado encontrar una solución”, puntualizó uno de los dos consultados.

En el último Consejo de Ministros abierto —realizado en el Cuartel de Blandengues el lunes 12 de junio— Vázquez interrumpió a uno de los “cincuentones” que intentó reiterarle la falta de una solución. El mandatario le dijo con voz firme que ya tiene presente su preocupación y están trabajando en el tema.

Semanas antes había trasmitido lo mismo a los manifestantes por esa causa que se acercaron hasta el Club Progreso, cuando el presidente reunió a su gobierno para charlar con los vecinos. “Ustedes saben que este problema se generó en los gobiernos anteriores por una ley que nosotros no apoyamos”, recordó Vázquez.