Desde el gobierno están replanteando la manera de actuar de este área, para llegar a los objetivos planteados sobre casos de delito complejo.

Se iniciaron diferentes tareas y debates para reestructurar la manera de actuar ante casos de crimen organizado y delitos complejos. Estas modificaciones están siendo pensadas y diagramadas por Eugenio Burzaco el Secretario de Seguridad quien pretende fortalecer la inteligencia criminal.

Desde que asumieron en 2015 uno de los principales objetivos es luchar contra los delitos federales como la trata, el narcotráfico, el contrabando de armas y el terrorismo para mejorar el accionar del área encargada refuerza la estrategia.

La Direccion Nacional de Inteligencia Criminal (DNIC) dentro del ministerio de seguridad

Este área se ocupa de articular en todos los puntos del país las tareas de investigación en delitos complejos y un análisis de la mejor estrategia para desbaratar bandas criminales. Logrando adelantarse y poder evitar futuros hechos ilícitos.
La nueva estructura de Inteligencia Criminal necesita un cambio importante dentro de las fuerzas de seguridad. Mejorando la comunicación e intercambio entre las distintas fuerzas para que trabajen de forma conjunta.

Uno de los primeros objetivos de este cambio es la regionalización de la Inteligencia Criminal. Para cumplir con esta estrategia se abrieron distintos centros de Inteligencia Criminal Regional (CICRE), que centralice a nivel local la inteligencia criminal de la policía y penitenciaría provincial y federal. Los CICRE van a estar divididos en siete regiones, para actuar contra casos de Trata de personas y narcotráfico.

Mayor interacción entre Agencias de seguridad e Inteligencia

Direccion Nacional de Inteligencia Criminal estara más presente en distintos puntos del pais

En segundo lugar, una novedad muy importante, realizaron un desarrollo de Modelo i4, donde se comparte información legal de todo nuestro país. Con información de bases de datos de agencias de seguridad e inteligencia criminal de más de 13 países de latinoamerica.
Esto permitirá tener mayor conocimiento de la información para descubrir, prevenir y actuar de forma eficaz ante amenazas a la seguridad de los ciudadanos. El modelo i4 consta de: identificar, intercambiar, integrar e informar.

En tercer lugar se llevarán adelante cambios en el soporte informatica, poniendo en marcha el C3. AR (Centro Nacional de Lucha contra el Cibercrimen y el Ciberterrorismo), donde se alcanzarán estandartes tecnológicos y esfuerzos conjuntos de Ciberseguridad entre las Fuerzas Federales.

El C3.AR reunira todos los datos de información estratégica, recolectada por medio de estrategias de ciberinteligencia. Con esto se puede descubrir ventas de drogas ilegales en la web, el lavado de capitales online, la trata de personas en internet, fraudes bancarios, estafas online, robo de identidades y la pornografía infantil.
Estos cambios se llevan adelante en un proceso de cambio de estrategia del Ministerio de Seguridad para mejorar la actuación en el combate delictivo a nivel regional en todo el país.

En el balance de lo transcurrido de la gestión del ministerio de seguridad se destacan los logros alcanzados en búsquedas importantes en delitos federales. Como ejemplo de esto podemos destaca la captura de Ibar Pérez Corradi, luego de 4 años de busqueda sin exito de la gestion anterior.

Otro punto que refuerza este cambio es la recaptura de dos mil trescientos prófugos durante el 2016, duplicando la cifra del año anterior. Además se actuó fuertemente en la Villa 31 y se lograron bajar los homicidios en un 72% respecto al año anterior y lograron secuestrar un 600% más de drogas sintética del años anterior.