La oposición en esa ciudad denunció que el intendente del Frente para la Victoria aumentó un 654% el presupuesto, pero brindan los mismos servicios que antes.
Cuando Walter Vuoto se convirtió en intendente de Ushuaia decidió cambiar de sede a la delegación de su ciudad en Buenos Aires. Para eso alquiló un edificio en la calle Bolívar con mucho más espacio para fomentar a ese destino como un punto turístico nacional e internacional. Pero nunca amplió las actividades. Sectores de la oposición denunciaron en Telenoche que ese lugar se transformó en un “refugio” de militantes de La Cámpora cercanos a Máximo Kirchner.

“Alquilaron un edifcio de varios pisos que cuesta 10 veces más de lo que nosotros pagábamos de alquiler, que se incrementa en los próximos años y podría llegar a 100 mil pesos”, aseguró el exmandatario comunal Federico Sciurano.

Leé también Desde la Cámpora dicen que “es posible que Máximo y Florencia terminen presos”
Un equipo del noticiero se acercó al edificio y habló con uno de los empleados. Jorge Camposanto confirmó que siguen ofreciendo las mismas funciones que tenían hasta fines de 2015: cobro de impuestos municipales, rentas, registro automotor, o información turística de la ciudad. También descartó que esté en funcionamiento ahora algún tipo de centro cultural o actividad artística, algo que habían planteado en su momento desde el oficialismo de Ushuaia.

“Es lo mismo que se hacía en la otra oficina. Se agrandó un poquito el lugar. Son los mismos empleados pero nos hemos expandido y vino más gente”, comentó Camposanto. El delegado de Ushuaia en Buenos Aires es Joaquín Besi. Cuando Telenoche preguntó si podía hacerle algunas preguntas la respuesta fue negativa. Nunca quedó claro si no quiso recibir al equipo periodístico o se había ido del edificio.

Dejá un comentario